La importancia de implementar estrategias y ejecutar acciones tendientes a aportar a la sostenibilidad puede resumirse en el titular del boletín de la Organización de las Naciones Unidas: “Cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible nos conducirá a una era sostenible, sana y equitativa”.

 

Fue justo en el comienzo de la llamada por la ONU, “década de la acción”, durante la que se buscaba acelerar las soluciones sostenibles dirigidas a los principales desafíos del mundo:  pobreza, igualdad de género, cambio climático, desigualdad y el cierre de la brecha financiera, además del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; cuando la pandemia de Covid-19 afectó drásticamente a la población mundial.

Estadísticas de sostenibilidad en tiempos de covid-19

En palabras de António Guterres, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas: “La pandemia nos ha empujado hacia la peor recesión en décadas, con terribles consecuencias para los más vulnerables”.

 

Pandemia que al tiempo es un recordatorio de la estrecha relación entre las personas, sus acciones y el planeta, y de la necesidad de implementar políticas y acciones sostenibles concretas, pues:  “Cualquier esfuerzo por hacer nuestro mundo más seguro está condenado a fracasar a menos que aborde la interfaz crucial entre las personas y los patógenos y la amenaza existencial del cambio climático que está haciendo que nuestro planeta sea menos habitable». ¹

 

Una necesidad que ahora se hace evidente a todos los niveles de las sociedades, tal como lo refleja el informe “Entornos de trabajo sostenibles index 2021“ Elaborada por Epson y para el cual se consultó a 4000 trabajadores de 26 países, y en que el 75% de los consultados expresó que tras el impacto de la Covid-19 sus empresas deben prestar mayor atención al cuidado del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático.

 

Cómo responsables de Seguridad en el Trabajo, nuestro quehacer está íntimamente ligado al mejoramiento de las condiciones de sostenibilidad ambiental en las compañías, lo que para las empresas es una opción para cambiar su manera de hacer negocios y crecer más. 

 

A lo que se suman los beneficios empresariales de: “Mejora de la imagen, del valor de la marca y del prestigio de la empresa; cumplimiento de los compromisos derivados de la responsabilidad social corporativa; mantenimiento y promoción de la confianza de los inversores, y desarrollo de compromisos positivos entre todos los interesados”.² 

 

Pero para ello se requiere implementar, evaluar y optimizar un plan integral con propuestas y medidas que permitan minimizar al interior de la organización situaciones como: el ahorro energético, la manipulación de residuos, el transporte sostenible, por citar algunas y que vayan más allá del simple cumplimiento de la normativa ambiental vigente y se convierta en una Cultura ambiental empresarial que trascienda a los entornos domésticos de sus colaboradores.

 

Y que se puede traducir en acciones que no requieren grandes inversiones como:

 

  • Implementación de iluminación LED.
  • Uso de materiales reciclados o de bajo impacto.
  • Elegir dispositivos o aparatos duraderos que utilicen eficientemente la energía eléctrica.
  • Incentivar los comportamientos sostenibles como imprimir sólo cuando es necesario e importante.
  • Selección de proveedores que apliquen prácticas sostenibles.
  • Realiza campañas de educación y formación ambiental.
  • Incentivar en los integrantes de las organizaciones el uso de medios de transporte sostenibles.
  • Incentivar comportamientos sostenibles en clientes o usuarios.

 

Estamos en un momento histórico y crucial, y como afirmaba António Guterres, Secretario General de la ONU, en su mensaje con motivo del del Día Internacional de la Madre Tierra: “La recuperación de la pandemia de COVID-19 ofrece una oportunidad de que el mundo emprenda un camino más limpio, ecológico y sostenible”, necesitamos “trabajar con ahínco para restaurar nuestro planeta y hacer las paces con la naturaleza”.

 

Fuentes:

  1. Alocución del Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, en la 73.a Asamblea Mundial de la Salud.  18 de mayo de 2020
  2. Factsheet 77, Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo
close